1)     No descuidarás tu salud física: Entendemos que alimentarte bien y dedicarte las
horas correspondientes de sueño, quizá se haya vuelto una tarea difícil, pero
no debes olvidar que tu cuerpo es tu único y primer hogar. ¡Cuídalo! Ejercítate
al menos 2 veces por semana durante 30 minutos para mantenerte saludable y en
forma. Y por supuesto, no olvides dormir lo suficiente como para que al próximo
día no digas: ¿Cuántas horas faltarán para volver a la casa y echarme a dormir
nuevamente?

 

2) No te compararás: Continuamente estamos bombardeados de mensajes positivistas que nos muestran como la vida del resto es mejor que la nuestra (La magia de las redes sociales). Nos enseñan vidas perfectas, llenas de momentos perfectos y nosotras nos preguntamos ¿Y qué hago yo aquí tirada en mi cama revisando el celular?.

Recuerda dedicar cada día a trabajar en ti, en tus cualidades, en tus pasatiempos y deja de lado las comparaciones.

 

3)    Te preocuparás de tu piel: ¿Te habías puesto a pensar alguna vez que la piel es el
contacto directo que tenemos con el medio? Nos protege diariamente de químicos, rayos solares y sustancias nocivas que la atacan a diario. Considera realizar semanalmente una exfoliación de todo tu cuerpo para así eliminar las células muertas que impiden la renovación y salud de tu piel. Y no olvides, el protector solar posterior a la rutina de limpieza!

 

4)  Dedicarás tiempo para ti: ¡Descansa! Dedica tiempo para ver tu serie o película favorita, darte un baño de burbujas o simplemente dormir. Reserva un tiempo para despejarte de las preocupaciones y vivir momentos de tranquilidad sola o con tu familia. Tu alma te lo agradecerá.

 

5)   Equilibrarás tu alimentación: ¿Quién dijo que para ser saludable y tener un buen cuerpo debes dejar de comer para siempre tus alimentos preferidos? Recuerda que todo se trata de equilibrar la ingesta de comidas. Date tiempo para saborear platos saludables, con grandes cantidades de verduras, frutas y legumbres y permítete de vez en cuando regalonearte con ese trocito de chocolate o ¡ese helado de pistachos que tanto te gusta!

 

6)   Te preocuparás de la salud de tu cabello: Está bien, sabemos que te encanta alisar
tu pelo y lucir una melena brillante y recta. Pero recuerda que no sólo se trata de su apariencia, sino también del cuidado interno del cuero cabelludo. Procura aplicar tratamientos capilares que refuercen y reestructuren tu pelo
semanalmente.

 

7)  Aprenderás a poner límites: Las relaciones humanas no son fáciles y para poder sostener una amistad, un empleo y ¿Por qué no? Una pareja, debemos entender que existen parámetros  que debemos establecer entre ambas partes para que se genere un ambiente de tranquilidad y comodidad. Si algo no te hace sentir bien, recuerda comunicarlo utilizando la asertividad y la empatía, recuerda que no sabemos en qué circunstancias se encuentra la otra persona.  

 

8)  Probarás cosas nuevas: ¿Qué tal aprender un nuevo idioma, una nueva receta o conocer un nuevo lugar? O… ¿Qué tal ambientar tu baño y preparar un baño de espuma? No es necesario que vayas a otro sitio para inventar un gran panorama, con un poco de imaginación y de tiempo, puedes salir de la rutina fácilmente.

 

9) Cuidarás tu apariencia: El primer contacto que tienes con el mundo es tu yo exterior. Procura cuidar tu cabello, tu cuerpo, tus uñas y tus dientes para sentirte
confiada y enfrentar al mundo desde tu mejor versión.

 

10)Te felicitarás por todo lo que viviste este año: Se termina el 2021 y viviste momentos que te han hecho aprender a enfrentar situaciones que probablemente
antes no hubieses sabido manejar. Felicítate por tus logros y por tus fracasos,
ya que todo lo que te sucedió te han llevado a ser la persona que eres hoy.